jueves, 5 de mayo de 2011

Con lo «agustito» que estamos


Para ser una sociedad que rehuye el debate como si se tratase del diablo, la de los Juegos de Rol, en su conjunto, gasta demasiada tinta en justificar su inmovilismo y sus vicios.

He dejado pasar un tiempo prudencial desde que Carlos de la Cruz, Antonio Polo y Avatar [Omar El-Kashef], desde distintas posiciones y desde sus respectivos blogs, hicieran sendos ejercicios reflexivos sobre la situación que vive el sector, coincidiendo, y además por primera vez, que recuerde, en abordarlos desde el comportamiento del aficionado.

No quería coincidir a mi vez con estos tres pesos pesados de la blogosfera rolera, porque mi razonamiento surgía de la conversación habida en el pequeño reducto que supuso el encuentro que tuve con tres aficionados en Facebook, el pasado 12 de abril, y del que nadie se hizo eco salvo El Opinómetro y El Otro Viento.

Si la cuestión de tanto silencio choca bastante con las quejas de una afligida afición que se lamenta habitualmente de que no sabe lo suficiente, choca aún más en un escenario en el que somos pocos y  quienes tienen la obligación de informar no lo hacen a pesar de que las editoriales, en este caso Ludotecnia, intente generar alternativas de comunicación que vayan más allá del consabido y tradicional trato de colega a colega con los aficionados.

La pregunta que se me hizo fue escueta: «¿Que pasos crees que deberia dar el mercado rolero español para que pudieran desarrollarse verdaderos profesionales?» Y mi respuesta también lo fue: «Para que haya profesión tiene que haber mercado que la sustente.»

Y aquí surge la madre del cordero, porque comprendo que lo de mercado sigue viniéndonos demasiado grande como colectivo, ya que ni somos conscientes de que lo formamos todos, ni hay interés en cambiar de modo, lo que permite que el amiguismo campe por su fueros contaminando todas las esferas de comportamiento, desde el creativo al de consumo puro y duro. Obviamente, mientras impere este estado de cosas no hay posibilidad de profesionalizar nada, porque no existen los filtros necesarios.

Escribe bien el amigo, dibuja bien el amigo, edita bien el amigo, se promociona en resumidas cuentas al amigo. Diseña mal el enemigo, ilustra mal el enemigo, saca porquerías siempre el enemigo, y lógicamente se condena al ostracismo al enemigo. Si los trapos no se lavan en casa ya no te ajunto... Triunfar es hacer amigos, no nos engañemos, no consiste en hacer las cosas bien, ni siquiera en intentarlo. Y así nos va.

Carlos hablaba de fragmentación; Antonio hablaba de jugar y dejar jugar; y Avatar, en su línea, hablaba de ir más allá. Estoy bastante de acuerdo con los tres aunque en el fondo no lo estoy con ninguno.

Hay fragmentación porque nos movemos en un modelo de coleguismo donde lo ajeno siempre estará mal visto y será el objetivo a batir. Hablamos demasiado y nos olvidamos de jugar porque lo novedoso o alternativo nos produce auténtico pánico. Rehuímos el debate porque la afición está cómoda controlando el cotarro y reclamando insistentemente salidas que luego rechaza de plano, sencillamente por evitar mirarse en el espejo para descubrir sus propias miserias.

Y puesto que la afición reclama día sí y día también que nos profesionalicemos como sector,  como si eso fuese la panacea para salir del estado que sufrimos, no me queda otra que decirle a bocajarro que  el camino para profesionalizar todo esto, a mi modo de ver, pasa inevitablemente porque las editoriales abandonemos paulatinamente el feedback con el aficionado, y desde luego porque éste asuma de una vez que es consumidor ante todo, y que su interés debería estar por encima incluso de sus amistades y filias.

Pero con lo a gustito que estamos...

18 comentarios:

Abe dijo...

Ocurre que, como decía Avatar hace unos días, molamos mucho más siendo friquis en nuestras cuevecitas, como los trolls, con nuestros amiguitos, porque son nuestros amiguitos y es preferible ser cabeza de ratón a cola de león.

Por eso creo que un editor de rol no sólo no tiene por qué ser jugador, sino que es preferible que no lo sea, a ver si así entra algo de madurez en este planeta de quinceañeros tardíos.

Qué razón llevas, maese Tellaetxe. Qué razón llevas.

Avatar dijo...

"(...) pasa inevitablemente porque las editoriales abandonemos paulatinamente el feedback con el aficionado (...)".

¿No es eso lo que ha hecho Edge y por lo que se le ha criticado tanto? ¿No es eso flirtear con la torre de marfil y cosificar al aficionado? Debe de haber un punto intermedio, y creo que es al que te refieres, porque por lo poco que hablé con un señor de Edge, a Edge le da pánico el aficionado y lo trata con traje NBQ cada vez que ha de tratar con él. No me lo dijo con estas palabras, aunque sí con un poco más de desprecio (cordial, siempre cordial).

Avatar dijo...

Perdón por la redundancia con "tratar" :p

alberto_orco dijo...

A mi lo que me sigue haciendo gracia (y me la seguirá haciendo hasta que me muera) es que este es el único sector en el que he oído algo del palo de: "como este juego lo publica Juanito, y yo odio profundamente a Pablito, no pienso comprarlo."

Lo peor es que la persona que tiene al lado (muchas veces varias) le aplaude la tontería.

Si estaríamos hablando de coches, de refrescos o de videojuegos, y ante la misma situación, el colega le miraría de arriba a abajo y le preguntaría: "Quillo, ¿tu te has tomado hoy la medicación?"

Pero en el rol no. No va a haber un sector profesional del rol con profesionales viviendo dignamente del rol hasta que no haya una afición que adquiera rol como se adquiere todo lo demás: Comparando calidad, precio y utilidad.

Más claro?? Agua.

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenas noches.

Abe ;) Yo creo que basta con portarse de manera inteligente. Los unos atendiendo a sus intereses (aficionados), y los otros (editores), a los suyos, de manera que el mercado tendiera a ser normal, no como nos ocurre XDDDDDDDDD

Avatar ;) XDDDDDDDDDDDD Tampoco es eso :P Creo yo que las maniobras defensivas son a la larga contraproducentes porque te conviertes en «el enemigo» quieras o no, te llames Edge, Ludotecnia, o te llames como quieras... Dicho esto, alejarse del aficionado, impedir que el «feedback» afecte, consiste sólo en tener claras las ideas y atender a lo que te pide el mercado. En este sentido Edge saca notable alto aunque no tenga muchos amigüitos XDDDDDD

Alberto ;) Yo tengo en casa libros de La Factoría, y ni me ha salido sarpullido ni me siento acomplejado... Me gustan algunos autores y les leo a poco que vengan dignamente embotellados :P

Un abrazote

Jose

Jon Nieve dijo...

En realidad es que nos gustan los bandos, es la necesidad de pertenencia a un grupo o la necesidad de formar parte de un grupo y no quedarte "solito" por el mundo (lease con ironía, por favor).

@Abe, yo creo que el editor no tiene porqué estar alejado del mundillo, ni mucho menos, pero lo que si que desde luego tiene que saber, es editar, que a eso se dedica aparentemente.

@Jose, sobre "Hablamos demasiado y nos olvidamos de jugar porque lo novedoso o alternativo nos produce auténtico pánico..."
No siempre lo novedoso o alternativo es la panacea ni tiene porqué gustar (y con esta frase me refiero a reglamentos y "nuevas" formas de juego, no sólo a temas propiamente editoriales), y como en esto también hay bandos pues en cuanto realizas una crítica de cualquier tipo, aparecen fanboys que te catalogan (o cosas peores) rápidamente.

Por cierto majete, en mi blog también promocioné el asunto del Facebook, pero ya veo que no me lees ni me sigues (arrieritos somos...XD)

@Alberto: Tienes mucha razón en lo que comentas, fíjate, por poner un ejemplo, en algunos músicos: como personas no deberían ser referentes de nada, pero la gente que compra sus discos (comprar, jejeje) no se para a valorar su calidad como personas precisamente. De igual modo puedes encontrar ejemplos en otras artes: literatura, arquitectura..etc.

Eso sí, también pasa al contrario, como el producto sea de un conocido o de alguien que te caiga bien, sales a comprar como loco lo que te ofrezca aunque no sea un buen producto. Pues anda que no he leído/oído eso de "vamos a apoyar este producto porque es de X..." y ese criterio tampoco creo que sea del todo bueno para la calidad del mercado...

Perdonar por la chapa

F&H

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenas noches.

Jon XDDDDDDDDDDD ¡Jodido! por lo que me toca en el olvido :P (ahora lo arreglo, que para ese este blog es míiiiiiío XDDDDD) Y en cuanto a lo otro, no me refería exáctamente a propuestas «de juegos» novedosas o alternativos, sino a actitudes que son normales en otros ámbitos, pero que aquí producen pánico porque no son lo de siempre... Así no hay manera de avanzar :P

Un abrazote, compañero ;)

Jose

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Jon ;) Corregido el olvido, quedamos mañana al amanecer, detrás de la tapia del cemeterio. Elige los padrinos y el arma: sable, florete o espada, que me he quedado con tu cara XDDDDDDD

Un abrazote ;)

Jose

PD: Atizarme si queréis, me voy a la piltra, que hay que levantar este puñetero país :P

Jon Nieve dijo...

Suponía que no te referías a eso exactamente, pero ahí ha quedado mi opinión...XD

Por cierto, no era necesario en absoluto que modificaras la entrada. Mi ego estaba intacto ;P

Y para lo del amanecer, prefiero que quedemos en persona para poder arrojarte el guante. Es más poético...XD

F&H

Wulwaif dijo...

Y digo yo....

...desde mi catetismo supino, que pá eso soy de basauri, ¿Y porque tan mal rollo en este mundillo tan oequeño?.

Coñe, soy consumidor, y la verdad es que compro lo que me entra y lo qu eme venden, pero tanta inquina como leo por Internet no creo que sea buena para nadie y menos para los negocios.

Tampoco creo que sea llegar al caso de no oír a los consumidores y no tener feedback porque entonces creo que se pierde el norte.

Pero eso desde mipunto de vista.

Avatar dijo...

Vale, creo que lo entiendo. Era ese punto medio del camino al que me refería, y lo celebro. Aunque en esto del rol los matices no son precisamente sencillos de interpretar, y creo que estás tratando una cuestión de matices.

En este mundillo, los que llegan a ser "alguien", aparte de querer crecer en meses lo que deberían tardar años, o se pasan o se quedan cortos, así que olvídate de que pillen el matiz. Dicho de otra manera: o se encerrarán en la torre a cal y canto o se acostarán en una cama redonda con toooodos los aficionados para darles gustito. Ni lo uno, ni lo otro, ¡oiga! XD

Wulwaif, por lo que he entendido, no creo que Jose diga que haya que aislarse del feedback del aficionado, sino más bien que no debemos circunscribirnos únicamente a éste. Intuyo que es implica que la editorial ha de tener un plan editorial (valga la redundancia), un proyecto a corto, medio y largo plazo realista y viable.

Vaya, me siento más tranquilo ;)

Bester dijo...

Bueno, había hecho una larga reflexión pero se la ha comido blogger :(

me parece muy interesante la reflexion...

estoy de acuerdo en que hay que abandonar el feedback con el aficionado porque creo que no es necesario para el funcionamiento de una editorial....

y lo digo como aficionado, pese a que tire piedras sobre mi propio tejado.

Creo que con que una editorial tenga canales de información regulares activos basta.

Bueno , con eso y con asistir a jornadas y eventos..

enfangarse en discusiones con "aficionados" a los que les parece mal cualquier iniciativa es un sin sentido que solo aporta pérdida de tiempo...

en fin, creo yo...desde luego los temas editoriales nos son ajenos a muchos que opinamos como quién ve un partido de fútbol, creyéndonos entrenadores...pero es cierto que estamos en nuestro derecho...

lo que no veo es a Mourihno o a Ronaldo explicandole al aficionado en la banda porque actúa como lo hace...

saludos :)

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenos días ;)

Jon ;) De todas formas había que matizarla un poquito por si las moscas :P Lo del guante mola, pero luego nos tomamos un cafelín con churros, ¿hace? XDDDDDDD

Wulwaif ;) Precisamente porque es pequeño y si te mueves seguro que pisas el pie de otro XDDDDD Nos han tirado el perfil de Facebook sin previo aviso y un método tan expeditivo sólo puede responder a que alguien haya apretado el botón de «denunciar», así que ni te cuento cómo anda el percal :P

En cuanto a lo del Feedback, sinceramente pienso que tal y como están las coas, si se quiere hacer algo productivo hay que pasar de ello. No es la situación ideal, lo reconozco, ni siquiera la deseable, pero hoy en día la afición pesa demasiado en la ecuación y supone un auténtico lastre para la actividad, y lo digo con el corazón en la mano ;)

Avatar ;) Sólo estoy en desacuerdo, y parcialmente, con lo que dices a Wulwaif :P El plan editorial, el proyecto, entra en la esfera de lo que se debe exigir a una editorial, desde luego, es parte del oficio, pero por poner un ejemplo estamos como en la educación con los hijos, que ni puedes ser colega ni pasarte de autoritario, aunque hay que asumir el riesgo.

Por tanto me refería a tener las cosas claras, no sólo las editoriales. Un saber qué aportas realmente al conjunto, cómo lo gestionas, qué responsabilidades asumes y cuál es el derrotero que imprimes a la comunidad con tu forma de hacer las cosas. En este ámbito el aficionado actual (hablo con generalismos, desde luego) pesa en exceso porque las editoriales le tienen demasiado en cuenta y porque en el fondo le reconocen un poder efectivo para sancionar o demonizar un producto.

Como decía más arriba, las editoriales (también en general) no hemos asumido que a veces, para seguir caminando hay que cortarse un pie gangrenado, y que con el buen rollito es suficiente.

Es la serpiente de Uroboros, o la pescadilla que se muerde la cola. O se rompen las inercias que gobiernan nuestro mercado o seguiremos en un marco sin capacidad de ampliación.

Bester ;) El aficionado es la pieza importante, ¡ojo!, pero su poder no está en poder tumbar a los enemigos o en ensalzar a los amigos, sino en servir de filtro en la actividad. Como decía anoche Alberto, valorar el justiprecio, la calidad, la propuesta, es una forma legítima de controlar el mercado para que éste te dé lo que quieres sin necesidad de atender a quién es quien lo vende o lo ha creado.

Amén de que esa actitud servirá de auténtica guía a las editoriales, resultará sumamente beneficiosa para todos ;)

Un abrazote

Jose

Bester dijo...

Gracias por la respuesta Jose,

has puesto en letra la idea que tengo sobre la "responsabilidad" del aficionado y que no sabía expresar :S (vaya director de juego que estoy hecho !)

coincido con lo que comentas y creo que si cada parte de la ecuación (editoriales , afición) se sitúa con madurez y responsabilidad(me repito;P) en su parcela (sin entremezclarse) nos iría, quizás , mejor a todos..

un saludo !

Delfos dijo...

Pero tíos, ¿va a haber un sector profesionalizado del rol? En serio... por suerte o desgracia no creo que haya tanta gente que, potencialmente hablando, se vaya a dedicar a ser consumidor de rol.

Y lo de dejar el feedback mira, es una opción, pero es una opción que en esto no vale si quieres mantener la sinceridad y claridad como editorial rolera. A mí que Planeta no me conteste los mails me parece lo más normal del mundo, que no lo haga un tío que recibe 4 al día –por mucho que no tenga la obligación moral de hacerlo– me escama... porque así somos y así seguiremos siendo, por mucho que nos pese.

PS: no me hagáis mucho caso hoy que ando depre y lo veo todo negativo.

zonk/PJ dijo...

Primero que nada, yo también moví el encuentro por Facebook, y de hecho habría asistido, si no hubiese sido porque esa semana estaba acabando el CdB, y andaba de curro hasta las cejas.

Sobre el tema que se está hablando, sobre retroalimentación con los compradores y sobre planes editoriales (que conste que esto NO ES UNA OPINIÓN, sino que es un análisis a nivel de marketing, y he intentado que lo más objetivo posible):

Los planes son imprescindibles si se quiere montar una editorial (y un plan de negocio es imprescindible para cualquier empresa, vaya). Puede parecer una perogrullada, pero he visto TANTAS empresas que se crean sin el, que me imagino que más de una editorial se habrá creado sin el.
El tema del contacto con la afición depende enteramente de como se oriente la empresa. De cual sea su plan editorial, vaya.
Si se quiere montar una microeditorial, o una empresa pequeña que busque más ver publicado material que ganar dinero, el contacto con el aficionado es IMPRESCINDIBLE, ya que es la única forma en que se podrá crear la base de aficionados necesaria para sobrevivir. Este sería mi caso. El objetivo de esta clase de empresas es conseguir lo que se llama en marketing "los 1000 seguidores".

Si lo que se quiere es montar una empresa dedicada al rol, una editorial al uso, por gente que ama esta afición, pero con la idea de montar un negocio viable, no tener una editorial por puro amor al arte y poner principalmente material gratis. Para eso es necesario tener contacto con el aficionado, pero este contacto deberá ser más desde la empresa al aficionado, que desde el aficionado a la empresa. Aunque debe darse necesariamente en el otro sentido, ya que esta clase de empresa también requiere hacerse con una base de 1000 fans (no tanto como la microeditorial, ya que al estar en las tiendas físicas obtiene compradores también por gente que vea sus libros, no solo por la estrategia de comunicación pública que sigue la empresa).

La tercera posibilidad es simplemente querer hacer negocio con esto, sin que importe que lo que se vende es rol, como si se venden juegos de mesa, libros de vampiros, o lo que sea que al final proporcione beneficios. Esta clase de empresa en este mundillo es rara, ya que si realmente quieres ganar dinero no creas rol, sino otras cosas (por el estado del mercado actual, y sí, es un puto ouroboros). Lo que se ha dado hasta el momento son empresas que han empezado con el rol, pero como querían ser empresas de verdad, han ido incluyendo otros productos, porque el rol no da dinero. Esta clase de empresas son, las que según prácticas de marketing, deben tener principalmente comunicación de empresa a comprador, pero prácticamente nada de comprador a empresa. La justa para expresar quejas concretas por productos defectuosos (la satisfacción del cliente es, por lo general, importante en marketing, pero no siempre lo es, que conste; depende del plan empresarial que se tenga), pero poco más. Y esto es así porque cuando más grande sea la empresa y más grande su base de compradores, más grande será la disparidad de opiniones, gustos, etc entre ellos, y escuchar todo lo que dicen sería un suicidio. Estas empresas se deben a sus accionistas, no a sus compradores.

Así que, y esto si es MI OPINIÓN: Depende del tipo de editorial que quieras montar, y de tu plan de negocio. ;)

Bulldozzzer dijo...

Vaya tela marinera os traéis. La verdad es que no cazo muy bien a donde apuntan todas esas insinuaciones de amiguismo y de desprestigio de fulanito porque no te cae bien y tal, por lo que ando perdido, de modo que por el camino al final lo que me pregunto es: ¿por qué todo eso?

Por otro lado creo que falta algo importante en todo esto de "que hace falta para levantar el rol", y que creo fundamental, y que es dar a conocer el rol al gran público. Sin eso todo lo demás es mierda (con perdón), porque entre los nuevos que algunos adiestran, como amigos de hermanos pequeños o hijos, suplen a los que lo dejan a cierta edad por cargas familiares u otras responsabilidades, con lo que seguimos los 4 gatos de siempre. Trocotró.

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenas tardes.

Delfos ;) Cuando hablaba de «feedback» no estaba hablando de comunicación, sino de interferencia. Si al aficionado le gusta lo de siempre, le molan las ilustraciones de siempre, valora todo con referentes de siempre, difícilmente vamos a evolucionar como colectivo porque el horizonte es «el de siempre» :P

Zonk ;) Bienvenido a esta casa, y disculpa que no me acordara de tu apoyo. Obviamente se ha movido, pero se ha movido muy poco, como se mueve todo en este mundillo, a eso me refería ;)

En cuanto a lo otro, como acabo de decir más arriba, si quieres hacer una tortilla hay que romper huevos. Dicho esto, el feedback con el aficionado está lesionando la actividad porque sus expectativas están ancladas en el pasado, y lo digo honestamente ;)

Bulldozzzer ;) XDDDDDDD Por Dios XDDDDDD Aquí no hay tela marinera que valga, ni fantasmas, ni os traéis. El amiguismo impera en los foros, en las listas y en las tiendas (si yo te contara). Es una realidad sobre la que he reflexionado, sin más ;)

En cuanto a levantar el rol, sigo erre que erre: hay que romper con todo esto y la mejor manera de hacerlo es aceptando que hay responsabilidades ineludibles, que aunque molesten son las que son. Así que, si el amiguismo es un problema, habrá que terminar con él antes de abordar crecimientos o profesionalismos ;)

Un abrazote

Jose