martes, 25 de enero de 2011

Diario de un fusil de asalto


¡Cómo pasa el tiempo! A la vuelta de la esquina este blog se pone en dos años de vida, y como diría el de siempre: ¡yo con estos pelos!, que esta vez los tengo, lo prometo, unas greñas abundantes que son la envidia de dos de mis cuñados. Pena penita pena que las claridades de la coronilla y el copete no me dejen fardar como un chaval algo canoso, porque si no barrería, pero es lo que tiene pagar el peaje de una vida llena de cosas buenas, sí, pero también de algunas no tan buenas, y que conste por escrito que lo acepto de buena gana porque el saldo final puede considerarse muy positivo.

Menudencias físicas aparte, decía al comienzo que ya va para dos años que entoné el ¡Chaaaaarlyyyyy! de la primera entrada de este sitio, y juro que ni loco imaginaba que llegaría a calzarme las 172 que firma ésta que estoy escribiendo, pero es lo que tiene ser oriundo de Portugalete.

Los que me conocen saben de buena ley que lo que me cuesta realmente es ponerme, porque una vez puesto, no tengo medida. Aunque lo que me extraña de todo esto es el enorme cariño que rodea este zulo. 

Sabéis de sobra que me las prometía peores, que al comienzo me amparé lejos de los motores de búsqueda, que impedí los comentarios, y que sólo tiempo más tarde me fui animando a bajar las defensas hasta abrir la mano completamente. El resultado es bastante molón, para qué voy a negarlo. Vamos camino de las 11.000 visitas de las buenas (nada de refrescos de pantalla), hay 93 personas que han tenido a bien salpicar de colorines el lateral de mis textos, ilustraciones, diseños o idas de olla, y el mundo, aquí, discurre en armonía gracias a la enorme paciencia que me dispensáis incluso cuando hay temporadas larguísimas en las que ni siquiera me acerco a soltar algo.

Venía en el tren, de vuelta a casa, pensando en la razón que lleva a uno, yo, cualquiera, a contar los chascarrillos de su vida personal o profesional por aquello de que le gusta matar el rato más que a un tonto una tiza, y a otros divisar desde lo lejos cómo lo hace el aludido.. y en las cosas que se quedan siempre en el tintero: mis últimas maquetas tridimensionales, algún diseño perdido, unas ilustraciones que sé que están pero no encuentro, proyectos, textos, sueños, jirones todos de una memoria que a mi pesar se ha vuelto blanca como parte de mi barba, y que estoy seguro de que os gustaría palparla al menos tanto como a mí recobrarla con la intensidad con que la recuerdo.

He pensado también en que con tanto ir y venir durante 2010 se me había pasado deciros que hice de jurado para el XXIV Concurso de Cómics de la Noble Villa de Portugalete, mi pueblo natal, junto a José Luis Martín (El Jueves) y Concceta Probanza (magnífica ilustradora), y en que si enmiendo el descuido a lo mejor voy ganando un tiempo precioso para ir buscando más y más cosas con las que seguir entreteniéndonos vosotros y yo, que a fin y a cuentas es de lo que trata este diario de un AK-47.

De todas formas y por si no había quedado claro: ¡gracias!

5 comentarios:

Jon Nieve dijo...

Enhorabuena por esos dos años de vida del blog.

Seguro que seguirás por aquí durante al menos otros tantos, siempre y cuando sigas disfrutando del mismo.

F&H

csm dijo...

Josetxu;P
Gracias a tí por compartir con nosotros tus dioramas, tus textos publicados, los recién nacidoos -para veste espacio-, los críticos, los humanos, los de leer tres veces por profundos y los del estar vivo cada día.
Por esas ilustraciones magníficas (la que encabeza este artículo es bestial, ¡lo que logra el lado izquierdo del cerebro con tu mano derecha! ¡vaya mano derecha!).
Es una gozada pasar por esta casa. Un enriquecimiento contínuo.
Un besazo

PD: Me acabo de topar con esta frase y no me puedo resistir a compartirla: "La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización personal en circunstancias en que otras personas optan por la locura".

Avatar dijo...

Y que cumplas muchos más ;)

Delfos dijo...

Llego tarde pero llego. Es una maravilla cuando te das cuenta de que has llegado mucho más allá de lo que esperabas en un principio, pero qué le voy a contar a usted, que ya luce canas en su barba, válgame el cielo!

¡Felicidades y adelante!

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenos y retrasados días :P

Jon ;) Mira que a veces estoy tan cansado que quiero mandar todo a paseo, pero no, que vuelvo y vuelvo XDDDDDD Sí, me temo que aquí seguiremos, compañero ;)

Concha ;) La frase es de nota ;) Y si hay que agradecer algo, me reitero en lo que escribí: muchísimas gracias a vosotros ;)

Avatar ;) ¿Qué has querido decir con «muchos más? XDDDDD

Delfos ;) XDDDDDDDDDDD Y que usted las disfrute a nuestro lado!! ;)

Un abrazote

Jose