miércoles, 8 de septiembre de 2010

¡Qué importa!


Me han tachado tantas veces de polémico por ir contracorriente, que apenas me importa ahora que alguien lo insinúe siquiera. Si queréis que os diga la verdad, incluso llevo a gala que mi espíritu se conserve tan joven como para seguir recibiendo palos porque siento que hay cosas que se pueden cambiar. Pensar de otra manera sería aceptar la derrota, en cierto modo como estar un poco muerto por dentro, y sinceramente: ¡por ahí no paso!

Esta noche en que quería hablaros de Sergio Toppi porque aspiro a ser como él cuando mis huesos apenas me soporten, he cambiado de rumbo en pleno vuelo, como haría el imponente Ziz, para arrimar mis fuerzas a un Reem colosal que habita en la tierra de Nod, donde terminó sus días Caín, que hace temblar la tierra en cuanto se mueve, porque por mucho que sus detractores se empeñen en ensuciarlo acusándole de buscar la polémica por la polémica, hay que tenerlos muy bien puestos para seguir mirando donde mira, por si haciéndolo ayuda a encontrar un miserable hilo de luz entre tanta oscuridad autoimpuesta... Y eso es precisamente lo que jode en todo esto.

Huelga decir que vengo de pasar el día recreando a plumilla una tierra bañada por el Tigris al Oeste, el Éufrates al Norte, el Guihón al Sur y el Pishón al Este, y que estoy a estas horas cansado como el plomo. También que tengo Nürburgring aparcado en este sábado pasado… Y aunque me está costando un mundo escribir estas líneas, creo honestamente que la ocasión merecía el esfuerzo de señalar con el dedo cómo la ceguera de unos pocos es capaz de convertir en un estéril desierto lo que en otro lado hace germinar un debate sano, contructivo y admirable, ya que basta mirar aquí, y aquí para comprobar que la única diferencia que existe entre ambos territorios estriba en el talante de sus respectivos habitantes (¡allá los del primero y sus maniobras dispersivas!), ya que el sustrato de todos los comentarios es el mismo.  Como diría aquél: ¡con dos cogieron!

Si la actitud de Devir me la trae al pairo en estos precisos momentos, el cuerpo me pide descubrirme ante la mostrada por La Marca del Este, antes de la noticia y ahora que la conocemos todos, aunque la cosa en realidad no tiene demasiada importancia...

Por desgracia mi editorial ha sufrido el paso de la apisonadora mencionada por el Reem Avatar, tras haberme dejado yo los riñones, y los que me han cuidado las espaldas su pellejo (¡cómo jode tener que decir a tu gente que habrá que esperar otra oportunidad porque ingenuamente has permitido que el enemigo haya segado la hierba a tus pies!), tras haber sembrado el suelo con enorme esfuerzo… Sí, sé perfectamente de qué va la entrada que ha suscitado tan opuestas sensaciones, y además la he entendido, porque aquí mismo he comentado la manía que tienen nuestros dinosaurios de hacerse los orejas en cuanto a cumplir con sus responsabilidades, dispuestos a mover el culo sólo cuando la dirección la señalan los pequeños.

Y no deberíamos sorprendernos, pues la cobardía que se ampara en supuestos hechos probados sigue sirviendo de trágala y correa de transmisión para que la historia se repita ad nauseam, como servía y ha servido siempre, vamos, al amparo del manual de instrucciones que dicta que lo que articula por su boca el dinosaurio es palabra de ley, y que cualquier queja contraria o razonable sospecha, habrá de ser puesta en cautela y considerada siempre como una vulgar rabieta o una ida de olla. Por ello es de recibo entonar esta noche una sentida alabanza a la generosidad de las gentes que rodean y amparan a Steinkel, a su iniciativa, quienes han entendido el espítitu y la letra de lo vertido por Avatar, y que se han sorprendido ante una concatenación de circustancias que por ya vividas deberían incitar a la reflexión y no a la lapidación pública del poeta que apunta con el dedo al lodazal donde naufragamos día sí y día también, por ver si salimos de una puñetera vez de él.

Sí, esta noche merecía la pena mandar todo un poco a tomar por el saco, porque soy amigo del hijo del Maestro de Esgrima; porque llevo en orgullo haber escuchado a Zulfikar El-Kashef al otro lado de teléfono, reconociéndome con cariño, pronunciando mi nombre de pila; y porque Mari, madre del Reem y viuda del tipo entrañable a quien homenajeo levantando mi vaso de Number 7, con su voz quebrada me sigue llamando el despertador como si me hubiera cambiado los pañales.

En la vida uno se rodea de gente que le hace más grande, o elige proteger su ego barnizándose del pringue que destilan los mediocres… Yo he elegido dejarme acompañar por tipos que me hacen sombra, personajes polémicos a los que en días como hoy cubro la espalda sencillamente porque el cuerpo me pide guerra… Y habrá quien todavía se pregunte qué coño importa... Sí, ¿qué importa?


PD:  Pedro, ¡felicidades, todo indica que habéis dado en la diana!

11 comentarios:

Tremandur dijo...

Buenas,

Yo llevo siguiendo la "polémica" desde sus inicios ya que sigo los dos blogs y en los dos he hecho el mismo comentario... que se resumen en: "Hechos, no palabras". Es decir, La Marca está trabajando el lo que le gusta y quieren, lo miman y lo estan publicitando como es debido... teniendo en cuenta los recursos que tienen.
Devir es una empresa que ha trabajado muchas veces a costa del resto... como muy bien sabes.
No me gustan esos movimientos una vez que soy consciente de su existencia, y como consumidor sólo puedo actuar no comprando ese producto.
En cuanto a la forma de actuar de Devir para con los seguidores de D&D4.0, simplemente me parece un retroceso... por no decir una tomadura de pelo.

Un saludo.

Steinkel dijo...

Gracias a tí por tan amables palabras, José. Es una placer leerte.

AK-47 dijo...

Buenas noches.

Tremandur ;) Bienvenido. A pesar de que este es mi sitio, no dejo de ser el responsable de una editorial, y comento esto porque desde el más profundo respeto las formas de todo esto me recuerdan a otras formas que ya creía erradicadas. Y es que a mi parecer Avatar no hablaba de si Devir iba a aplastar a La marca, ni siquiera de si se iba a aprovechar del trabajo de esta última para mejorar sus ventas, sino de algo mucho más sutil que delata la debilidad de nuestro tejido: el desequilibrio de las sinergias.

Y sí, acierta el amigo Avatar al reclamar a Devir que por su tamaño debería establecerlas ella y no hacerlas descansar en la gente menuda, pequeña y desdeñable, a la que ni siquiera se le contesta un miserable correo porque «no cuenta».

Y te lo comento yo, que en Radio Telperion aposté en abierto por la bondad de las editoriales alternativas para el mercado, y que dirijo la más añeja de este país XDDDDDDDD Y que para colmo tengo bien aprendida la lección de guardarme mis secretos editoriales, aunque los mismo que defienden las circunstancias que sufren nuestros gigantes suelen mofarse de mi actitud con aquello de «qué ha publicado Ludotecnia en los dos últimos años».

Steinkel ;) XDDDDDD Quién nos iba a decir que aquel desencuentro que tuvimos poco después de que muriese mi padre, nos llevaría a esto XDDDDDD No, no te acepto las gracias porque me vas a permitirme que te las dé yo, porque sin querer o queriendo te has convertido en pastor de dinosaurios, y créeme que somos pocos XDDDDDDDDD Así que bienvenido ;)

Un abrazote

Jose

Tremandur dijo...

Entiendo la postura pero lo que no creo haber entendido es el equilibrio que comentas.
En el caso particular de Devir, por ejemplo, creo que el movimiento de la Caja Roja viene dado por un afan de captación de clientes... amén de estar "ingenuamente avisados" por el buenhacer de Steinkel sobre el mateial que están trabajando, como un azicate. Me explico: los dos materiales no son comparables ni se ofrecen a los mismos nichos, pero... la licencia de explotación la tiene fija y bien podían sacarlo en cualquier momento, pero ya que hay una "fecha" señalada... ¿por qué no acelerar el trabajo y sacarla ahora? con ese movimiento, captan la atención de la gente que anda por el mundillo porque la siguen llamando caja roja, aunque no lo sea.

Si con el desequilibrio de sinergias se refiere a que una grande no debería desdeñar cooperación con otros grupos y desoír a los posibles compradores y a los clientes, pues tiene razón y al final el que sale perjudicado es aquel que no escucha lo que hay a su alrededor.

Y en cuanto a Ludotecnia... he de decirte que Ragnarok es el juego que más me gusta y que tengo los dos básicos junto con casi todo lo publicado. Me parece un muy buen trabajo y simplemente espero el momento que siga... :D

Escuché el debate y tu punto de vista, aunque a veces no lo compartía, lo entiendo. Ludotecnia está ahí y publicará cuando tenga que hacerlo, yo no soy quién para decir eso de "que en dos años no ha publicado"... pues sus razones tendrá.

Lo que si quiero aprobechar es saber cómo se puede entrar en contacto con vosotros para ver cómo andáis, qué tenéis y si se puede colaborar.

AK-47 dijo...

Buenos y tempranos días.

Tremandur ;) Con el equilibrio de sinergias me refería que a a las editoriales grandes cabe exigirles mayor implicación que a las pequeñas, por simple y pura lógica. Ellas tienen más obligación de generar sinergias positivas para el sector que las iniciativas alternativas o de aficionados.

Bien, hablando de Devir, está bien que quiera captar clientes. Es lógico y está en la nómina, como diría aquél XDDDDD vamos, que es respetable, desde luego, pero lo que a mi modo de ver enfatizaba Avatar en su artículo era precisamente que según su opinión, tras una deriva bastante alejada de las necesidades y apetencias de los aficionados a sus juegos (sinergia negativa), sea ahora, precisamente, cuando Steinkel y su gente «han abonado» el terreno con su caja roja (sinergia positiva), cuando la catalana haya creído conveniente lanzar al mercado un revulsivo.

Obviamente no soy quién para afirmar rotundamente nada, pero la situación resulta cuando menos chocante por mucho que ande Wizard detrás, porque también ha andado detrás de otras iniciativas que al parecer no han resultado «tan interesantes» para el mercado español y que no han sido seguidas por Devir :P

Ludotecnia va bien, a su ritmo, y en estos momentos sólo está esperando a que yo me quite de encima dos pedruscos gigantescos que tengo que resolver XDDDDDDDDDDD Habrá noticias en breve y sí se va a poder colaborar. Los canales de comunicación están en funcionamiento, puedes escribir a ludotecnia@ludotecnia.es, o a ludotecniamail@gmail.com, y aunque de momento tardemos un poco en contestar, lo haremos ;)

Un abrazote

Jose

Felipe Reyes dijo...

¡Qué diferencia, Orroe! Vengo de El Opinómetro totalmente planchado. ¡Lo que hay que leer!

Gracias Maestro por estas bellísimas palabras y por la madurez de tus reflexiones. ¿Cuándo volvemos a Nürburgring? Se te echa de menos.

Saludos.-

Midori dijo...

"...Yo he elegido dejarme acompañar por tipos que me hacen sombra, personajes polémicos a los que en días como hoy cubro la espalda sencillamente porque el cuerpo me pide guerra… Y habrá quien todavía se pregunte qué coño importa... Sí, ¿qué importa?..."

Claro que importa!!, por éso eres AK-47, por éso no estás vendiendo cartas agazapado a ver cuándo alguien abona para ir con tu cosechadora, por éso estás ahí diciendo verdades como puños, por mucho que los dinosaurios quieran desviar la atención y escudarse en organigramas y políticas de empresa y técnicas de mercado y hagan campaña a través del "diáologo" con los potenciales compradores. Eso sí, desde la arrogancia y dándonos clases de latín "Primum vivere, deinde filosofare".

¡Ah!, por cierto...y si algo no gusta escuchar...pues pase de pecho..."éso no es cosa mía, o eso no es de mi parroquia"..con dos cogieron...XDD


Saludos

AK-47 dijo...

Buenas tardes.

Felipe ;) Tenía que matizar una cosa que ha comentado Delfar y no me he atrevido XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD ¡La que ha liado Avatar! XDDDDDDDD Y sobre Nurbu, a ver si esta noche retomo el asuntillo, que entre que hay pocas noticias y me paso el día con la plumilla en la mano no sé a estas horas de qué hablar :P

Midori ;) Muchas gracias, Midori, pero con lo que acabas de decir que no te extrañe que te llamen «alineado» XDDDDDDDD Y aprovecho para comentar que si en vez de «él» llego a ser yo quien se pone a «debatir» así, tenemos un remedo de la Guerra del Vietnam por menos del canto de un duro XDDDDDDDDD

Un abrazote

Jose

Avatar dijo...

Jose, gracias.

Quizá sea por nuestra concomitancia, sea de IP's o no, pero no es la primera vez que palabras tuyas me llegan a la patata, que diría aquél.

Cuanto más ahondo en esto que los meacunas llaman "polémica", mas me reafirmo en lo tendencioso de este gallinero diminuto y más noto el fuerte olor a buenista que todo lo impregna. He tenido días para asimilar lo curioso que resulta ver la bronca que se ha montado en mi blog y el debate constructivo que se ha producido en otras casas a cuenta del mismo tema. Eso lo dice todo de los quebrantahuesos que asoman donde creen que habrá carroña y no se les ve el pelo donde saben que la carne puesta a secar será la suya. Dice mucho de las personas que no saben leer, no leen o lo hacen en diagonal para luego sentar cátedra. Dice mucho de la mansedumbre de nuestra gente cuando el dinosaurio chasquea la lengua. No me quejo; cuanto más vengan, más ganas tendré de poner en solfa lo que creo que es criticable, porque, mal que les pese a los buenistas, para construir y enmendar primero hay que saber dónde está el problema, y lamiéndonos los mutuos zarajos jamás veremos dónde hay que extirpar.

De este debate he sacado muchas cosas en claro. Los dinosaurios no tienen ni idea del terreno que pisan y tienen la vista más puesta en sus matrices extranjeras que en el mercado que les da de comer. Subestiman a su clientela que, a falta de una oferta en condiciones, está creando su alternativa, la que, si no se andan con cuidado, acabará convirtiéndose en un palo atravesado en su rueda. No han evolucionado desde los días de los grandes conglomerados y siguen con una letra de canción que ya se pasa de caduca. No saben leer o, lo que es peor, confían en la lectura a saltos de sus amigos y pretenden entrar como un elefante en una cacharrería merced a sus "informes de campo". Se escudan en que vierten opiniones personales para defender una política de empresa y se quedan tan tranquilos ante la inoperancia de sus foros y páginas web.

Pero, como dije en mi rincón de las redes sociales, lo que he sacado de todo esto es que Devir ha aprendido dos cosas: acusar recibo de peticiones escritas y crear un blog en Blogger. Nunca es tarde para el progreso, aunque se hayan visto impelidos a él a boinazos. Cada cual entiende la dignidad a su manera.

Un abrazo a todos.

Midori dijo...

Jose, Avatar,
es un placer leeros y aprender tantas cosas con vosotros.
Pero, iría aún más allá, es sobre todo alentador sentir que saltáis esas barreras del teclado y la pantalla, para mostrarnos que hay seres humanos detrás, con fé en lo que hacen, con una enorme profesionalidad y seriedad, con coherencia, con cabeza y corazón. Fieles a sí mismos y a sus amigos, con coraje y sin ñoñerías, sabiendo envejecer como Dios manda y con ánimo de ofender.
Un lujo que los dinosaurios nunca tendrán el honor de paladear, por mucho que se esfurcen en comprar caldos exclusivos.

Un abrazo y mis sinceras felicitaciones.

AK-47 dijo...

Buenos días.

Avatar ;) Cuando a uno le tachan de «polémico», es mejor ir acostumbrándose a que le lean de forma «polémica» XDDDDDDDDDDD Y te lo digo con plena conciencia de causa, así que mejor ni te preocupas, porque los que entienden lo que escribes son más y «menos conocidos» ;)

Midori ;) Por lo que me toca te doy mil gracias. Y aprovecho para decir, al igual que he comentado en Nürburgring, que soy de la opinión de que los blogs los construyen o destruyen sus ocupantes... el anfitrión no es sino un simple promotor de tertulias o debates ;)

Un abrazote

Jose