martes, 31 de agosto de 2010

Los amantes mariposa


Por fortuna acostumbro a ejercitarme en la atención de cuantas cosas sencillas y hermosas ocurren a mi alrededor, aunque éstas sucedan más allá del mostrador de mi propia existencia, barrio a todas luces demasiado pequeño para comprender la inmensidad de un mundo cuyas leyes son universales a pesar de los que gustan enrocarse en las cuatro esquinitas de una supuesta Isla de Perdidos que habita en el océano editorial, que dicen se rige por sus propias reglas.

Así las cosas, quiero contar hoy que en mis pocos y apretados viajes acostumbro a traerme de recuerdo regalos de papel, libros, y que en este último que he realizado hace apenas veinte días, se cayeron en mi mochila un par de libros que me parecieron dos preciosas joyitas.

Los amantes mariposa (Les amants papillons) es uno de ellos.

Está escrito y magníficamente iluminado por el joven artista Benjamin Lacombre, y aunque dejo para otro día explicar por qué los ilustradores terminamos escribiendo nuestros propios libros, esta vez debo reconocer que la editorial Edelvives se ha esforzado para responder con una soberbia edición a la magia que destilan tanto el texto como las estampas del autor francés, de manera que tener el libro en las manos invita a comenzar a soñar y a levantar los pies del duro suelo mientras se aventura uno a pasar sus páginas, una a una, esperando que el tiempo se detenga.

A pesar de lo elegante de su factura, pues es un volumen grande de tamaño (270 x 390 mm.) aunque pequeño de páginas (32), que lleva en sus entrañas un gramaje de papel satinado que aconseja no doblar las esquinas ni tener tropiezos con ellas porque se notaría, la elección resulta muy atinada pues permite que respiren adecuadamente el color y las texturas propuestas por Lacombe en su trabajo gráfico, y en los abundantes espacios blancos, que resplandezcan las letras de generoso tamaño de la literatura, haciendo muy fácil su lectura. Decía que a pesar de su coherencia como producto, el asunto de hacerme con él me salió por menos de 18 Euros (una ganga en un mundo lleno de sortilejios y secretos). Para colmo, todos los ejemplares de la edición contienen una filigrana japonesa perfectamente troquelada en la página de entrada, y están encuadernados en tapa dura con terminado mate, sobre el cual se ha hecho un ejercicio muy inteligente del barniz UVI.

A todas luces Edelvives ha echado el resto para satisfacer las necesidades artísticas de Benjamin Lacombe y las de sus lectores sin recurrir a presentar el resultado bajo la etiqueta de lujoso, cosa que habría resultado redundante y pernicioso pues es un simple album para niños que compran algunos adultos, porque Los amantes mariposa es por encima de todo una obra honesta en la que los protagonistas principales son el autor y el lector, sea éste pequeño, mediano, o adulto, relación  que ha sido respetada por una editorial que ha sabido estar en su sitio. Y si la historia lo vale, que lo vale, cualquier esfuerzo resulta pequeño por muy poco margen que deje a los minoristas… ¡Anda que no sería goloso vender esta maravilla por 70 Euros!

«Dos mariposas escapan de una grieta de la tumba. Juntas revolotean hacia el cielo resplandeciente. Naoko y Kamo, al fin, se aman libremente.»

7 comentarios:

Jon Nieve dijo...

Creo haberlo visto esta misma tarde en la Fnac de Callao en madrid.

¿Has tenido la oportunidad de ojear "Cyrano" de la misma editorial? Me parece un album ilustrado precioso, pero claro, yo no soy ilustrador ;)

No me va a quedar más remedio que sumarme a "ese grupo de adultos..."

F&H

AK-47 dijo...

Buenas noches ;)

Cyrano es de Rébecca Dautremer, maestra gráfica de Lacombe, una delicia XDDDDDDDD Y sí, es precioso, muy precioso ;)

Un abrazote

Jose

csm dijo...

Disfruté como una enana toda una tarde en la sección de cuentos ilustrados de la FNAC y me quedé enganchada ojeando esas maravillas. Mi hijo, culpable en principio de que fuéramos allí, tiraba de mi vestido para llevarme hacia las colecciones de "Diario de Gregg".
Tengo que volver, creo recordar que había algo con las mejores ilustraciones de Rebecca Dautremer (debe ser ella porque su trabajo se parecía bastante a las bonitas muestras que has colgado) en páginas grandes y a un precio interesantísimo.

Esto refuerza tu exposición sobre calidad/precio en la edición. Ya lo decía mi abuela, "si Mariquita quiere, Mariquita puede" XDD.
Un besote

Bulldozzzer dijo...

Me deja intrigado, pues no atisbo a comprender mucho de que va el libro. Lo del barniz uvi sobre mate puede ser un gran acierto bien usado. A mí me gusta mucho, da unas sensaciones al tacto -no sólo a la vista- bestiales.

AK-47 dijo...

Buenas tardes.

Concha ;) Para que haya auténtico lujo debe haber oferta variada. La relación precio calidad no tiene nada que ver con lo primero y sí con lo segundo, y nos pasa en el Rol que no lo vemos porque sólo hay un tipo de oferta que se distingue únicamente por su precio abultado :P Y se puede, ¡claro que se puede si se quiere! ;)

Buldozzzer ;) Es un cuento infantil a la vieja usanza: texto e imágenes íntimamente ligados, bonito de ver y mágico en su lectura. Básicamente es un amor imposible que se resuelve por lo fuerte de su naturaleza.

Y sí, el UVI hay que saber manejarlo, pero cuando se hace bien, se nota ;)

Un abrazote

Jose

Jon Nieve dijo...

Sólo pasaba por aquí para comentar que he caído y esta tarde lo he comprado.

No lo he leido pero con tan sólo ojearlo ya no me he podido resistir.

Lo leeré en cuanto tenga un rato tranquilo.

F&H ;)

AK-47 dijo...

Jon Nieve ;) Es una delicia, espero que lo disfrutes ;)

Un abrazote

Jose