sábado, 10 de julio de 2010

El Barón


Mis primeros pinitos en el mundo del cómic los di con este personaje creado íntegramente por mí a comienzos de los ochenta del siglo pasado. Y ufano que estoy de haberle dado vida, pues mitad ingenuo, mitad cabroncete de tomo y lomo, me recuerda mucho a un tipo que conozco.

Dicen que los autores buscan retratarse en sus creaciones, intentando  así comprenderse un poco mejor. Viendo de nuevo estas páginas que dibujé hace más de 20 años, que he encontrado en los arcanos  más secretos de mi estudio, me da que El Barón tiene demasiado de mí como para negar lo evidente, así que hoy seré breve y os dejaré a vosotros que saquéis las conclusiones.


En la composición que abre esta entrada aparecen tres versiones de El Barón, la primera, tal y como se publicó en el interior de las páginas de La Ría del Ocio; la segunda es un dibujo previo a lápiz sobre papel cebolla, muy posterior en el tiempo, tal vez de 1988 u 89; y la tercera, una página ya terminada que corresponde a la misma etapa y que no fue publicada. Por último, la ilustración grande fue realizada para la revista Mensajero, pero jamás vio la luz porque mi forma de entender el humor no encajaba en la revista.

No hay comentarios: