sábado, 23 de enero de 2010

Zarpamos


Tradicionalmente los traslados de sede de Ludotecnia han servido de revulsivo a la editorial, aunque estos sólo han sido posibles cuando yo he cambiado de estudio, porque como sospecho que conocéis, nuestro cuartel general siempre ha estado donde estaba mi tablero de dibujo desde que la vieja Ludotecnia C.B. me traspasara los trastos, incluso antes, si me pongo finolis, porque cuando Igor, Julia y J&F todavía gobernaban la nave en Hurtado de Amézaga número 10, los detalles de las misiones se pergeñaban en el 27 de la misma calle, apenas 200 metros más arriba, siempre en línea recta.

Cuando por falta de espacio en el departamento que disfrutaba en la planta 14 del edificio Sanreza me bajé a otro en la 11 por ganar unos metros, abrimos paso a una de nuestras primeras épocas, aquella en la que vieron la luz libros como Piratas!!, o el Ragnarok segunda edición, además de un montón de complementos para todas nuestras líneas de juego, ¡qué tiempos! Ya en 1996 me trasladé a la actual dirección: Padre Larramendi, y obviamente lo hice con la editorial a cuestas, y lógicamente rubricamos el cambio con una andanada de productos cuyo volumen y calidad, observados desde la tibia temperatura que permite la distancia, supusieron una bonita manera de decir ¡aquí estamos!, o ¡Chaaaarlie!, si lo preferís.

Toca. Toca hacer un nuevo cambio. El edificio donde todavía estoy casi amenaza ruina. La crisis inmobiliaria lo ha convertido en el último vestigio de una zona que no ha terminado de rehabilitarse por desbandada de la iniciativa privada y falta de dinero público, y cuando no falla el ascensor, salta la luz; y cuando no es eso, hace un frío siberiano o un calor abrasador según estemos en invierno o en verano… Toca, como digo, recoger los abundantes trastos y abandonar los numerosos recuerdos que dejo aquí para irme a la casa que disfrutaremos en breve en la población costera de Gorliz, donde habilitaré precariamente el salón comedor para mis menesteres, hasta que decida dónde me instalaré definitivamente, nunca más tarde de este próximo verano y siempre cerca del domicilio.

El sitio es molón, guapetón a decir basta, tiene luz a raudales, calefacción central, vamos, que resulta acogedor incluso ahora que está vacío. Pienso que si en sitios más ásperos hicimos cosas grandiosas, con un poco de viento a favor este nuevo traslado permitirá a Ludotecnia dar un golpe sobre la mesa en el mermadito y cansino panorama editorial patrio, y es que las cosas andan tan flojitas en el extrarradio que hasta a mí me está pesando no haber puesto uno de nuestros sabrosos granitos de arena antes. Total, ni se habría notado, pero al menos podría decir algo que la promesa aquella que hice me impide, y que al paso que va la cosa puede producirme una úlcera como no la suelte pronto.

A lo que iba. He dado las instrucciones pertinentes para que nuestro submarino cambie de base. Será un intervalo de unas dos o tres semanas en que nos comunicaremos poco porque navegaremos a profundidad de patrulla. Un tiempo mínimo e indispensable que aprovecharé para quitarme de encima lo que me queda de un libro que se publicará esta primavera y que espero me lleve a los altares, y suficiente como para que mis neuronas recuperen la totalidad del tono muscular que han mostrado siempre.

¿Qué tal si a la vuelta me pongo las pilas y empezamos a hablar de fechas y proyectos? Tengo ganas de salir del agujero.

Os leo.

6 comentarios:

csm dijo...

Es una delicia caminar "ligero de equipaje", sólo unos cuantos privilegiados lo saben apreciar. Te deseo un feliz trayecto, seguro que llevarás contigo lo más importante y lo mejor (esas cosas que no caben en una caja).
¡¡¡ oye, éso de Gorliz, suena "de coña" !!!! ¿Nos enseñarás alguna fotillo?...Por darnos envidia, más que nada XDDDDDDDD.
Un besote y ¡ enhorabuena !

Delfos dijo...

Mmmmmm, pues ganas hay de que se empiecen a abrir los goznes de la información :P

Cuidado con las úlceras, lo mejor sería que no te provocaras una y comenzaras ya a repartir información a borbotones, la salud ante todo.

¡Mucha suerte con la mudanza!
¡Un saludete!

alberto_orco dijo...

Ya nos tendrás informados de como va todo....... jejejeje

Si necesitas algo, ya sabes.

P.D: vaya cambio, de las entrañas de una oscura capital de provincia a la vella costa vasca. ¿alguna historia de allende los mares?

Jon Nieve dijo...

Sobre la última parte de la entrada...lo estoy deseando!!

F&H

PD: Sobre la anterior entrada...¿Gurus?, y ¿quién coño los necesita?

AK-47 dijo...

Buenas tardes.

Concha ;) En cuanto tenga alguna fotillo os la paso... ¡Mola, mola mogollón! XDDDDDDD

Alberto ;) Pues Gorliz tiene historial de piratas y corsarios, a ver si pillo alguna historia y la compato con vosotros ;)

Jon ;) Queda poco para que empiece soltar la lengua XDDDDDD En una o dos semanas seguro que empieza a caer algo XDDDDD

Un abrazote

Jose

AK-47 dijo...

Delfos ;) Disculpa, se me había pasado publicar tu comentario :P

Lo de las úlceras era pura retórica XDDDD Y aunque la cosa del traslado va para más largo de lo que me esperaba, la verdad es qu está resultando incluso divertido XDDDD

En cuanto a lo otro... Para mediados de marzo se inaugura el blog de Ludotecnia, y ahí pondremos cosas con mucha sustancia ;)

Un abrazote especial.

Jose