sábado, 21 de febrero de 2009

Mejor


Soy bastante conformista con las cosas que me gustan, así, si algo lo hace, resulta bastante complicado que cambie de idea por las buenas. Dicho esto, el cambio que le he metido al blog viene a ser como pasar de la noche al día, lo sé, pero hacía falta porque había veces en que no sabía si estaba aquí o en Nürburgring.

El diseño y la plantilla de mi otro lugar me siguen encandilando, además, tiene para mí un saborcete especial, por ello, hace ya algunas semanas decidí cambiar éste, dándole un puntito sobrio que ahora que lo miro bien, me gusta un rato largo. Por si fuera poco, he ido poniendo etiquetas (en Nürbu es impensable ya que me acerco a las 400 entradas), y subsanando algunas erratas que habían quedado desperdigadas en los textos publicados.

No me enrollo, espero que a partir de ahora, y hasta que me dé otra ventolada (sospecho que de ocurrir, será dentro de mucho tiempo), esta casa que es la vuestra, se mostrará tal y como ha quedado reinaugurada esta misma tarde.

domingo, 15 de febrero de 2009

Caza mayor


No gano para sustos. Como sabéis, estoy juramentado a lavar mis culpas desde el más absoluto silencio —está bien, a veces sigo pecando, pero no con la profusión de antaño—. Escribo aquí, en un blog que difícilmente se puede encontrar como no sea por algún desliz de los pocos que saben de su existencia, o por pura chiripa, y lo hago de esta manera porque me gusta opinar y contar cosillas sin tener que entrar a los múltiples trapos que me suelen salir al paso en cuanto abro la boca en otros lugares. Digo que estoy tranquilito, en lo mío y ocupado de sacarlo adelante, y mientras los vientos se van mostrando más favorables, suelo contestar a quien llama por teléfono a la editorial, o nos manda un correo electrónico, dejando que de nuestra existencia y proyectos informen Radio Telperión o La Tertulia de los vientos (a El Opinómetro lo tengo vetado porque es terreno peligroso y no quiero darle más disgustos a Avatar), o aún que aparezca algo en SPQRol…

Decía que todo estaba bien y en orden, hasta que a mediados del mes pasado, uno de los numerosos personajes que pululan por la red y que ejercen de sacerdotes de la cosa, tuvo a bien dispensarnos unas sabrosas líneas sin molestarse en llamarnos o ponerse en contancto con nosotros para contrastarlas. El asunto no tenía mayor importancia que la que voy a darle, lo reconozco, pero hoy que ando algo chunguete, me ha parecido oportuno resaltar cómo las gasta el personal en cuanto a Ludotecnia se refiere, por aquello de no dejaros una semana sin lectura.

Copio el texto, aunque podéis encontrarlo en Sivermoonstudiorpg. Bien, comencemos.

Bajo un impecable y prometedor comienzo de entrada:

«Tengo una deuda pendiente con las editoriales de este país, lo sé. Ya hable de las editoriales más... mainstream en este otro hilo, pero ahora me toca hablar del resto y quizás darlas a conocer a más de uno. Comenzemos...»

Toca hablar de Ludotecnia, y se hace en los siguientes términos:

«Ludotecnia -Removiéndose en el letargo

El año pasado un gigante al que todos creían derribado empezó a revolverse. Este gigante abrió los ojos y contempló, otra vez, el panorama rolero que estaba ante él y, en vez de volverse a tumbar y hacerse el muerto, tomó la sabia decisión de levantarse y seguir luchando contra otros gigantes presumiblemente más grandes y fuertes que él. Así es Ludotecnia. En su currículum destacan buenos juegos como "Mutantes en la Sombra", "Ragnarok" o "Quidam". Y para este año nos caerá, si todo va bien, SS Hospital.

Podéis ver por la red al responsable de Ludotecnia, el cual tiene buenas relaciones con Edge Entertainment, bajo el seudónimo AK-47. Suele pasarse por El Opinómetro.

Por cierto, ¿alguien sabe que coño pasa con la página de Ludotecnia? Sólo van un par de enlaces pero los que son verdaderamente importantes como el Catálogo no funcionan. En fins, Ludotecnia será conocida todo lo que quieras entre roleros ya entrados en años, pero en lo que respecta a nuevos roleros y jugadores casuales (como lo fuí yo hasta hace relativamente poco) su nombre será susurrado por el viento sin que les diga nada, cosas como esta harán que nunca despegue del todo. ¡Hay que intentar captar público! ¡Expandirse! ¡Mirad como Edge ha llegado hasta el territorio de esos irreductibles galos!»

No me digáis que si se le pone al texto la voz de Félix Rodriguez de la Fuente o aún de David Attenborough, la cosa acojona un rato largo, sobre todo en el pasaje que relata que tengo buenas relaciones con EDGE bajo el seudónimo de AK-47, y que suelo pasarme por El Opinómetro. Digo que si este tipo no tendrá luces suficientes como para pensar que la editorial sevillana lleva la franquicia de nuestro juego Mutantes, o incluso que Millennium, distribuidora que comparte sede y responsable con EDGE, es quien distribuye nuestros libros a las tiendas, y que ello es razón suficiente como para que tengamos buenas relaciones. En cuanto a lo de El Opinómetro, ¿no será que allí siempre soy bien recibido y se me deja hablar?

Mira que me dan ganas de levantar mi dedo para decir bien alto: ¡Éste, éste es otro sabio!, pero casi como que no, como que es preferible que me quede bien quieto, observándolo desde el interior de la espesura, no sea que haya quien ya me tenga localizado con el alza de su rifle.

Menos mal que el rollete éste iba de «darnos a conocer a más de uno». ¡Tela!, aunque me gustaría darle personalmente las gracias a este buen amigo, por su esfuerzo, digo.

sábado, 7 de febrero de 2009

Foxtrot en Babilonia


La historia de esta obra que comenzó siendo un módulo para Mutantes en la sombra, y que con el paso del tiempo se ha convertido en una deuda pendiente de dimensiones colosales, no deja de tener su aquél.

Mientras su nombre sonaba en foros y listas de correo como referencia a algo que modificó el discurso narrativo de nuestro juego de espionaje, allá por 1994, nadie daba un duro por su existencia, incluso se utilizaba como piedra para intentar lapidarme, pero fue que se me hincharan las narices de discutir sobre su existencia o no existencia subiendo a la red una buena muestra de sus entrañas, para que el silencio haya caído como una losa sobre él.

Lo del silencio no es nuevo, y hace relativamente poco hemos podido asistir a una nueva muestra de cómo las gasta el personal en eso de ningunear lo que tiene que ver con nuestra editorial. Ocurría con Memorias de un Ángel Caído, que al poco de levantar un breve revuelo durante su estreno, para la cuarta o quinta entrega ya estaba sumido en el correspondiente silencio, y eso que andaba yo contando cosas que me parecían la mar de interesantes. ¡En fin, que a veces pienso que Ludotecnia y silencio son palabras sinónimas!

Decía que una porción abultadita de Foxtrot fue subida a los archivos de la lista de Mutantes3 en Yahoo, pero como comentaba también hace poco, he descubierto recientemente que la lista y todo lo que contenía ha desaparecido sin dejar rastro, y aunque me consta que los PDFs circulan todavía por Internet, me apetecía que fuese asequible desde este lugar, y a tal fin he vuelto a subir los archivos para que sea posible que los descarguéis cuando os venga bien o queráis [FoxtrotA] [FoxtrotB] y [FoxtrotC].

Yo que vosotros me los leería en la pantalla; sí, ya sé que es un truño hacerlo, pero os advierto que como empecéis a imprimirlo a lo mejor os dejáis lo que no tenéis en tinta de impresora. Sea como fuere, os deseo fervientemente que lo disfrutéis. Ahora bien, también me apetece poneros sobre aviso de que nos es una obra cuyos capitulos o retazos puedan ser leídos de forma consecutiva, sino que por aquello del calentón, es un grupo bien guarnecido de episodios sueltos, una muestra, vamos, de que no mentía yo cuando afirmaba que sólo de pensar en terminar el libro me entran escalofríos.