domingo, 14 de junio de 2009

De Profundis

¡Vaya treinta días que llevo a cuestas! Mi inocente escapada de mayo todavía colea, y ante la duda de si mis comentarios forman parte de una manera errónea de concebir nuestro mundillo, me ha dado por buscar amparo en las revistas del ramo que todavía guardo, por ver si allí se hablaba en el mismo tono o se decían parecidas cosas a las que comento cuando salgo del agujero, no sea que la edad me esté pasando una factura que no me apetece pagar.

La tarea es titánica. Buscar algo en el Cuarto de la Tía Rosario tiene su aquél, y si la cosa es antigua (mis Dosdediez y RPG lo son), pues como que resulta un auténtico calvario hacerlo. Bien, en ello andaba cuando he dado con un tesoro.

De Profundis es un libro de ilustraciones maravillosamente editado por Norma Editorial, que incluye 2 DVDs  con la película y un making off (hay una modalidad sin ellos, lo que pone la mía en versión coleccionista). Va a todo color y en tapa dura, y no se romperá con el uso porque sus cuadernillos están cosidos a hilo, y porque las guardas van directamente sobre el primer y último librillos de las tripas (como en el G2 o el Quidam, para que os hagáis una idea). La manufactura es exquisita. Hay páginas de cortesía y todo eso que suelo alabar tanto en cuanto a diseño, de manera que el acojonante trabajo gráfico de Miguelanxo Prado resplandece por los cuatro costados, que es de lo que se trata, porque es un álbum ilustrado al servicio del artista gallego y sus viñetas, soberbiamente maquetado y tratado en su conjunto.

No llega a las 100 páginas (cumple con las 96 de rigor, contando todo), pero da gusto tenerlo en las manos porque destila respeto al autor y al comprador, y dudo mucho que su tirada sea de las muy abultadas. Dejémoslo en que presumo que andará como mucho sobre los 5.000 ejemplares, contando la versión barata y la cara. Como suele ser costumbre habitual en mí, también tengo el ticket de compra, pero me da palo mencionar el precio que aparece marcado, no vaya a ser que alguien se sienta agredido por revelarlo, aunque convendría hacer una visita a la web de Norma para que podáis verlo vosotros mismos.

A lo que iba. Decía hace bastante tiempo que envidiaba la evolución del mundo del cómic con respecto a la nuestra, y este libro es una buena muestra de cómo se puede hacer un soberbio trabajo editorial cuando se ha alimentado el tejido que lo sustenta de manera conveniente, cuando se ha educado al consumidor a base de respetarlo, para que aventuras como De Profundis puedan resultar vistosos ejercicios de dignificación que todo el mundo comprende, aunque no lo compre, que lo compran.

Si podéis, no dejéis al menos de ojearlo, merece la pena darse el gustazo. Yo me voy para Nürburgring, a apuntarme como seguidor, que me hace ilusión que el cuentagotas alcance pronto las 1.000 visitas.

No hay comentarios: