domingo, 15 de marzo de 2009

Ceremonia sagrada


Hoy, día en que festejamos la fiesta pagana de Los Idus de Marzo, quiero ser bueno con el universo elevando una plegaria al cielo y confesando algo a cambio de tan buena fortuna como disfrutamos.

Sí, la legendaria cohesión de los integrantes de Ludotecnia se debe a una ceremonia secreta en la cual todos nos vestimos con nuestras mejores galas de guerreros y entonamos el Ka Mate mahorí para fortalecer nuestros sagrados vínculos.

No es nada del otro jueves, de hecho, algunos años coincide en lunes y otros en viernes, coyuntura que en la atemporalidad en que discurre la actividad de la editorial, viene a ser lo mismo, pero si se está atento, es posible vernos. Este año ha tocado celebrarla sobre las arenas de la playa de Arrigunaga —hace un escaso momento que la hemos terminado—, aunque hemos sido afines, los últimos, a las parcelas de hierba del parque bilbaíno de Doña Casilda de Iturriza, donde hemos pateado la tierra y nos hemos golpeado el pecho como auténticos jabatos.

El maestro de ceremonia es siempre Igor, que tiene más grasilla en el estómago y es a quien debemos más respeto, pues de él y de no otro, fue la idea de levantar los cimientos de la cosa que sentimos con orgullo como nuestra.

Abrid los ojos y las aletas de la nariz, sacad la lengua, poned cara de fieros, y sumaros a nosotros.

Ka mate, Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!
Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!
Tenei te tangata puhuru huru
Nana nei i tiki mai
Whakawhiti te ra
A upa....ne! Ka upa...ne!
A upane kaupane whiti te ra! Hi!
Ka mate, Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!
Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!

No hay comentarios: