sábado, 21 de febrero de 2009

Mejor


Soy bastante conformista con las cosas que me gustan, así, si algo lo hace, resulta bastante complicado que cambie de idea por las buenas. Dicho esto, el cambio que le he metido al blog viene a ser como pasar de la noche al día, lo sé, pero hacía falta porque había veces en que no sabía si estaba aquí o en Nürburgring.

El diseño y la plantilla de mi otro lugar me siguen encandilando, además, tiene para mí un saborcete especial, por ello, hace ya algunas semanas decidí cambiar éste, dándole un puntito sobrio que ahora que lo miro bien, me gusta un rato largo. Por si fuera poco, he ido poniendo etiquetas (en Nürbu es impensable ya que me acerco a las 400 entradas), y subsanando algunas erratas que habían quedado desperdigadas en los textos publicados.

No me enrollo, espero que a partir de ahora, y hasta que me dé otra ventolada (sospecho que de ocurrir, será dentro de mucho tiempo), esta casa que es la vuestra, se mostrará tal y como ha quedado reinaugurada esta misma tarde.

No hay comentarios: