viernes, 20 de junio de 2008

Mutantes


No deja de ser chocante que Ludotecnia no exista y a pesar de ello pueda verse envuelta en problemas terrenales de sencilla explicación.

La cosa es recurrente y en cierto modo aburrida, aunque la tolero con franciscana paciencia. Os cuento. De tiempo en tiempo surgen algunas voces que reclaman a mi editorial alguna explicación sobre Mutantes en la Sombra, juego que como debería saberse, está licenciada a EDGE desde finales de 2001, y digo «debería saberse» porque a estas alturas todo indica que hay quien todavía no conoce este aspecto, y con la cantidad de tiempo que ha pasado, con la cantidad de líneas escritas, con la cantidad de comentarios míos al respecto, me sorprende que sigamos erre que erre con la coño cantinela.

EDGE está trabajando en Mutantes, me consta y así lo he afirmado cuantas veces ha sido necesario o me ha parecido conveniente, otra cosa es que ellos no crean pertinente decir nada, o en su caso no vean adecuado soltar alguna migaja sobre lo que se está elaborando en sus cocinas, cuestión en la que no entro ni salgo, porque ése es un problema que atañe a la editorial sevillana, que en lo que me concierne como responsable de Ludotecnia sigue estando tan resuelto como lo ha estado desde el inicio de la franquicia. Vamos, que ni tengo dudas ni creo que vaya a tenerlas porque la relación entre las dos editoriales es muy fluida.

También tenemos licenciada la línea de Ragnarok —lo comento por si queda quien todavía no lo sabía—, y aunque debo admitir que la presión sobre el juego que lleva ahora The Old Guard es mucho menor, también lo es que de vez en cuando se cae alguien por aquí preguntándonos sobre la situación de nuestra estrella del terror.

No me importa demasiado, en serio. Creo que contestar a estas y otras preguntas forma parte de nuestra labor editorial, pues ayudan a los aficionados a clarificar dónde andan sus juegos preferidos, a estimar tiempos de espera, o sencillamente a no sentirse perdidos o desamparados en un mundo saturado de bulos o de informaciones sesgadas.

Ahora bien, entendiendo que ante la recurrente falta de noticias, el que más o el que menos se siente tentado de tocar a nuestra puerta para saber algo, lo que no me explico todavía es que la intuición de que existamos para contestar a las preguntas sobre Mutantes o Ragnarok, no sirva a su vez para comprender que estamos aquí para ofrecer respuestas, sí, y también para llevar adelante nuestros propios proyectos, y que al respecto tenemos el mismo derecho que los demás para guardar el silencio que nos venga en gana, cuestión que no certifica para nada que estemos tiesos, entre otras cosas porque seguimos contestando cuando se nos pregunta, desde el teléfono o desde el correo electrónico.

No, sinceramente no me entra en la cabeza.